EL MISTERIO DE CRISTO Y SU GRACIA SOBERANA

lunes, 4 de julio de 2011

LA PUERTA ESTRECHA Y EL CAMINO ANGOSTO TE LLEVAN A LA VIDA.


En las enseñanzas de Jesús destaca esta enseñanza en el sermón del monte en los que nos enseña los principios para entrar en el Reino de Dios. 

Estas enseñanzas son la base del cristiano, y el no ponerlas en practica o por obra son para el error y perdición del creyente. Hoy vivimos un cristianismo fácil, en el que no hay diferencia entre el cristiano y una persona del mundo, y es por eso en resumen el estado actual de las congregaciones en las que no se ven los frutos del espíritu, en donde hay corrupción,  hipocresía, y toda clase de detracciones.

Pero veamos lo que nos enseñó Jesús sobre el entrar por la puerta estrecha y sobre los  dos caminos y no hay más caminos. Debemos ser sinceros y honestos con nosotros mismos y con Dios, y obedecer sus enseñanzas:

 Mat 7:13  Entrád por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a perdición; y los que van por él, son muchos. 
Mat 7:14  Porque la puerta es estrecha, y angosto el camino que lleva a la vida; y pocos son los que lo hallan. 
Mat 7:15  Guardáos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas; mas interiormente son lobos robadores. 
Mat 7:16  Por sus frutos los conoceréis. ¿Cógense uvas de los espinos, o higos de las cambroneras? 
Mat 7:17  De esta manera, todo buen árbol lleva buenos frutos; mas el árbol carcomido lleva malos frutos. 
Mat 7:18  No puede el buen árbol llevar malos frutos; ni el árbol carcomido llevar buenos frutos. 
Mat 7:19  Todo árbol que no lleva buen fruto, córtase, y échase en el fuego. 
Mat 7:20  Así que por sus frutos los conoceréis. 
Mat 7:21  No cualquiera que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos; mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 
Mat 7:22  Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizámos en tu nombre, y en tu nombre echámos demonios, y en tu nombre hicímos muchas grandezas? 
Mat 7:23  Y entónces les confesaré: Nunca os concocí: apartáos de mí, obradores de maldad. 
Mat 7:24  Pues, cualquiera que me oye estas palabras, y las hace, compararle he al varón prudente que edificó su casa sobre roca: 
Mat 7:25  Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y combatieron aquella casa, y no cayó; porque estaba fundada sobre roca. 
Mat 7:26  Y cualquiera que me oye estas palabras, y no las hace, compararle he al varón insensato, que edificó su casa sobre arena: 
Mat 7:27  Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, e hicieron ímpetu en aquella casa, y cayó; y fué su ruina grande. 
Mat 7:28  Y fué que como Jesús acabó estas palabras, las gentes se espantaban de su doctrina: 
Mat 7:29  Porque los enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. 



-En estos dos vídeo se amplia esta enseñanza de la cual estoy totalmente de acuerdo, te invito a verlos, para entender y comprender mejor la enseñanza . Que diferencia de estas enseñanzas y las que se predican en las congregaciones  cristianas hoy; donde solo se habla de dinero, éxito, de tus sueños, deseos, properidad, autoestima, etc... donde Dios está al servicio del hombre,  para complacerlo en todo,  no el hombre al servicio de Dios.


                                                                   La puerta estrecha y el camino angosto.






                                                          La puerta ancha y el camino espacioso.


 Después de haber escuchado estos vídeos sobran todas las palabras y añadiduras.


No debemos dejarnos engañar por los falsos profetas y maestros, sino afirmarnos en las enseñanzas de nuestro maestro Jesús el cual nos ha llamado, y al cual seguimos.




                                               El es el camino, la verdad y la vida.


 No seguimos a los hombres sino a Dios a sus enseñanzas y  sana doctrina, según la piedad, y perseveramos en ella desechando y denunciando toda injusticia y mentira.


                                               El es la puerta nadie va al padre sino por él.


¿PORQUÉ PUERTA HAS ENTRADO  Y  PORQUÉ  CAMINO ESTAS ANDANDO?


Examinémonos a nosotros mismos, y procuremos entrar por la puerta estrecha, y por el camino angosto, aunque vallamos solos, incomprendidos, seamos raros, o lleguemos a ser un espectáculo o circo para este mundo. Arrepintámonos si no hemos entrado por esta puerta y entremos aún sigue abierta, aún no es tarde, aún el Padre no la ha cerrado.


EL QUE PIERDA SU VIDA,  LA HALLARÁ, PERO EL QUE QUIERA GUARDAR SU VIDA,  LA PERDERÁ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada